El candidato panista a presidente municipal de la capital, Alejandro Navarro Saldaña, hace una campaña de puerta a puerta y aventaja a sus contrincantes en la presentación de propuestas; dice que el PRI se irá de la ciudad

Enjundioso y rebelde, en una campaña de a pie y con coraje, Alejandro Navarro Saldaña busca la presidencia de Guanajuato capital con la bandera de Acción Nacional.
Se afirma puntero en las encuestas, muy por encima de todos sus contrincantes y está decidido a gobernar la ciudad patrimonio mundial y sacar al PRI de la capital.
Ya sumó un mes de campaña donde ha caminado los barrios, colonias y comunidades rurales del municipio.
Le apuesta a la seguridad como eje principal de sus propuestas, aunque tiene varias bajo el brazo para transformar a Guanajuato, insiste, de una vez por todas.
“Ha sido una campaña diferente, tocando puerta a puerta. Eso nos ha permitido visitar a la gente en sus casas, pocos mítines pero mucha puerta, y escuchando al ciudadano común y corriente que en su casa le duele el tema de inseguridad, que se han metido a robar en la casa de él o en la casa del vecino, que no hay alumbrado público”, enfatiza.
Navarro Saldaña sostiene que a la ciudad hay que sectorizarla para analizar cada problemática de forma puntual, reconoce que falta mucho trabajo en la prevención del delito y las adicciones.
Una de sus apuestas es la creación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.
“Por qué secretaría y no dirección, porque lo benéfico del modelo de la secretaría, que en el estado ya son cinco municipios que la tienen, han logrado bajar mayores recursos de la federación y del estado, hay un andamiaje jurídico que les ayuda más.
“Debemos tener una ciudad sectorizada y poder incrementar la plantilla policiaca, ya que por más de 10 años no han contratado un elemento más de policía, hay un déficit de más de 60 elementos en la ciudad”.
Mejor equipamiento, salarios y capacitación a los policías para con ello ofrecerles una calidad de vida integral, redondea la propuesta del candidato en este rubro.
Los temas de la obra pública, la basura y el transporte son problemáticas que la capital arrastra desde al menos tres administraciones anteriores, resume Navarro, de ahí que otros de sus ejes de campaña sea la transformación y modernización radical de cada uno de ellos.
En Obra Pública, por ejemplo, hay seis proyectos, pero tres de ellos, los más grandes e importantes, asegura tenerlos ya “amarrados y seguros con recursos” para beneficio de todos los ciudadanos: el Distribuidor Vial Santa Fe, la construcción de un ramal del Bulevar Euquerio Guerrero hasta el acceso Diego Rivera y mover la caseta de cuota del camino a Cervera, los tres desfogarían el inclemente tráfico que se forma y ahorraría mucho tiempo de traslado, además de tener mejor infraestructura.
“A la par tenemos todo un programa muy bien desarrollado pavimentación de calles, banquetas, rehabilitación de callejones. Son seis proyectos en total”.
El también diputado con licencia pugna además por un sistema de transporte moderno y eficaz en la ciudad, fuera de la mafia de los concesionarios.
“Hace ocho años que no se sube la tarifa, los concesionarios no entienden que hay que invertir y modernizarse, la actual administración municipal se esconde atrás del escritorio y no atiende el problema. Hay que sentarnos con los concesionarios a la brevedad si es posible en campaña. Sí a la revisión de las tarifas pero con compromisos claros con ellos”.


Dirigente panista desde muy joven y con diversos cargos en la administración pública e iniciativa privada, Navarro subraya que conoce muy bien los entresijos de todo lo que hay y se puede mejorar en la ciudad sin necesidad de endeudamiento o aumento de burocracia, sino con planeación y efectividad en la administración, “que quien llegue no llegue a aprender”.
Propone que en la recolección de basura, el municipio se haga cargo del centro histórico y sus alrededores, pero en las demás zonas, el servicio se concesione tal como se hace en otros sitios, por ejemplo León o Monterrey, para así asegurar una ciudad limpia y ordenada, a la par de hacer un nuevo relleno sanitario.
Y para enfatizar el tema de la seguridad, Navarro Saldaña cambiará de tajo todo el sistema de alumbrado público de la capital para convertirlo a tecnología led, más barata y eficaz.
“Son 17 mil luminarias que hay en la ciudad, sí se tiene la capacidad de hacer la conversión a leds y por supuesto que sí se ahorraría mucho dinero. Una ciudad más iluminada es una ciudad más segura. Queremos un Guanajuato iluminado”.
Optimista por el apoyo que ha encontrado en los ciudadanos, el político asegura que tendrá mano dura contra cualquier acto de corrupción.
“Nosotros estamos decididos a que el que la hace, la paga, y para poder gobernar tenemos que dar el ejemplo. Si ha habido actos de corrupción en esta administración o en las pasadas, cada funcionario o los involucrados tendrán que llevar sus procesos ante las instancias correspondientes. No estamos para cubrir a nadie”.
Considera que al actual gobierno del priista Edgar Castro Cerrillo sí ha fallado en transparencia, sobre todo en la asignación de Obra Pública y en el manejo opaco de otras direcciones.
“Nosotros queremos hacer una Contraloría Social donde las obras no sean adjudicadas al dedazo o contentillo del presidente o los regidores, sino donde participen también los colegios de profesionistas y más especialistas que designarán la mejor propuesta en cada caso”.
Presume que llega limpio, sin nada que ocultar en su candidatura o algo de la campaña, ya que es transparente, sin dedazos o presiones, pues el partido aplicó encuestas donde lo señalaban como el mejor candidato.
Enfatiza no tener compromisos políticos ni de ningún tipo con nadie y con la libertad de elegir cómo y con quiénes trabajar.
“Por eso la planilla está integrada por más ciudadanos y menos militantes de algún partido. Llevamos a gente muy talentosa en la planilla. Hombres y mujeres que estoy convencido que van a dar su tiempo y su talento por Guanajuato, porque ya todos tienen su solvencia económica garantizada para que nadie llegue a hacer de las suyas ni a hacer negocio.
“Creo que es importante hacer cambios en la administración pública. Una vez que ganemos y tomemos posesión, trabajaremos en un proyecto donde desde los primeros 100 días de gobierno, los guanajuatenses vean cambios claros”, dice convencido.

También puede interesarte: