Aspirante al Senado de la República por AN, la “Wera” Reynoso ostenta tener una agenda de propuestas congruente y sólida; prioriza a la familia y los jóvenes para transformar al país

“Tengo una formación y una experiencia que si se comparara con otras alternativas, primero  hay una consistencia en el trabajo que he hecho, una consistencia  en la agenda que he trabajado y que no son ocurrencias, sino  son causas que desde hace varios años he estado trabajando, luchando, construyendo”, así resume  la leonesa Alejandra Reynoso la viabilidad de su triunfo en la candidatura al Senado de la República.

Con 23 años en el Partido Acción Nacional, la “Wera” Reynoso, hoy diputada federal por Guanajuato con licencia, asegura tener las mejores cartas para ganar frente a sus contrincantes mujeres, Malú Micher de Morena  o Azul Etcheverry del PRI.

“Quiero ser senadora porque no es suficiente con que ganemos la presidencia de la República, sino que va acompañado del poder legislativo con la misma convicción de transformación.

“Quiero seguir dando resultados en los temas de conciliación de vida laboral y familiar, en la agenda migrante, pero también fortalecer la política exterior, que ahora sí, desde el Senado se tiene la facultad, no así desde la Cámara de Diputados; y porque quiero acompañar a los jóvenes en sus causas”.

Con una larga trayectoria en el blanquiazul donde ha pasado por la Secretaría de Desarrollo Social, diputada federal y delegada de la Secretaría de Relaciones Exteriores, entre otros cargos, Reynoso Sánchez enfatiza que su eje primordial de trabajo es la familia en todas sus vertientes.

“Mi eje principal de campaña es la familia. Desde la familia yo concibo la economía, la salud, la seguridad y la sociedad”, explica.

Recuerda que varios de sus logros en el terreno de la política y que tuvieron  resonancia nacional fue la posibilidad de que los mexicanos migrantes pudieran obtener su credencial para votar en el extranjero. También, la instauración en México del Día Nacional de las Enfermedades raras, que permitió vincular al sector salud y demás instituciones para trabajar con este problema.

“Otra de mis causas es la conciliación de vida laboral y familiar, que también la comencé a trabajar en esta legislatura y encontré socios, aliados donde juntos trabajamos todos”.

Para la “Wera”, las leyes son la principal herramienta de trabajo para ayudar a los ciudadanos y cada una de sus causas, pues así se tejen redes con todas las instancias involucradas y pueden lograrse resultados, una fórmula que afirma, ella conoce bien cómo hacerla.

“Cuando yo presento un proyecto legislativo,  que no tengan que esperar hasta que se apruebe en el Diario Oficial de la Federación, sino que los ciudadanos perciban el trabajo de la causa y que aquí lo empezamos a hacer en León en este trabajo de conciliación de vida laboral y familiar.

“Si yo quiero conciliar esto, tengo que empezar por conciliar a la familia y conciliar a la comunidad, y es así como implementamos el programa León para mi familia, donde logramos la gestión hasta el 2021 para que 100 colonias tengan cada una su parque público de encuentro para la comunidad”.

Estos 100 parques, recalca, se suma al primer parque incluyente para personas con discapacidad, que ahora es modelo nacional.

“Creamos el primer parque público nacional con estas características, este parque es especial para adultos y niños con alguna discapacidad. Fue un parque que no solamente quedó en León, sino que despertó la inquietud de otros municipios, entonces apoyamos la creación de un segundo parque en Salamanca”.

El impulso al emprendimiento en los jóvenes es una más de las propuestas de la panista, quien en su paso por la Secretaría de Desarrollo Social en Guanajuato en 2011, aumentó de 3 a 22 millones de pesos el presupuesto para programas de generación de empleos.

“Para mí un modelo de participación ciudadana desde el Senado es a través de las embajadas juveniles, que es un proyecto que lanzamos en esta campaña (…) Donde el joven tenga una causa, va a haber un espacio para él, para sus propuestas, para sus proyectos, para que haga sinergia.

“De esta forma creamos 17 embajadas juveniles con sus consulados respectivos que están dispuestos a proponer, a desarrollar política pública y que yo estoy dispuesta a acompañarlos los próximos seis años, a ser su interlocutora, su vocera, su asesora y ayudarles en su desarrollo”.

Es enfática cuando habla de las diferencias de sus propuestas en comparación con las otras candidaturas.

“Por un lado mi congruencia de vida, soy exactamente la misma. Mi vida no se ha transformado desde un cargo político. La Wera sigue siendo la misma desde siempre, vivo en la misma casa, es decir, para mí es un servicio. Segundo, porque he sido consistente en la agenda, ahí es cuando yo hablo de una consistencia en la agenda y no son ocurrencias  de cuál es el tema de moda y entonces de ese tema hablo”.

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez recalca que en todos los puestos públicos que ha ocupado, su trabajo siempre ha sido por y  para Guanajuato, pensando en sus ciudadanos.

“No soy intermitente, sé dar resultados, sé trabajar con los ciudadanos, pude demostrar que se puede ser legisladora federal y regresar a trabajar con los ciudadanos, porque para mí es importante en todo lo que haga siempre, que lleve un compromiso social, que lleve el principio de solidaridad, de subsidiaridad, no de asistencialismo, sino de ayudar a las personas”, remata.

Fotos: Paulina Vaqueiro

También puede interesarte: